Testimonios II Jornadas de Bioética

Testimonios II Jornadas de Bioética

Queremos compartir con todos vosotros los testimonios sobre las jornadas de voluntarios y asistentes, ¡gracias por vuestro interés y apoyo!  
«La impresión que me llevé de las segundas Jornadas de Bioética de Ápex fue muy positiva. Yo participé como voluntaria y la verdad que solo puedo reconocer la buena organización con la que se prepararon las jornadas. El tema que abarcaba este año, la ética al final de la vida, era especialmente relevante debido a la polémica que ha surgido en torno al mismo en los últimos meses en España. Es por esto que se apreciaba que los ponentes habían sido escogidos para tratar con la mayor calidad una cuestión tan delicada. Se apreciaba de la misma manera eran expertos en sus respectivos campos y gracias a ello creo que los asistentes tuvieron que salir satisfechos.Otro aspecto positivo es que aunque participes como voluntari@ puedes escuchar también las ponencias. La tarea no es nada compleja e incluso se disfruta! Con todo, decir que la asociación Ápex me parece una iniciativa muy esperanzadora y necesaria en los tiempos que corren, y sobre todo que su motor se encuentre en una universidad pública como es la Universidad Complutense. Una experiencia 100% recimendable» Teresa García-Rico Espíldora, estudiante 1º Historia UCM
«Lo que mas me gusto fue que los ponentes de las charlas estaban especializados en el tema que trataban (medicos, juristas…) y desde distintos puntos de vista (medicina, etica, ley…) llegaban a la misma conclusion, la defensa de la vida Y tambien me gusto que explicaron muy bien que la eutanasia se vende como un acto caritativo y en realidad es un negocio» Anónimo
«Lo q más me gusto fue ver la cantidad de gente comprometida con la defensa de la vida y la formación de los ponentes que hablaron sin pelos en la lengua» Anónimo
«Muchas gracias por este trabajo excelente y la preocupación humana de los futuros médicos y farmacéuticos» Anónimo
«Hoy tenido la suerte de haber podido asistir a la última ponencia que cerraba las Jornadas de Bioética, «El valor de una vida». Y digo la suerte porque realmente ha sido para mi un chute de energía. Creo que en general, todos necesitamos escuchar a gente apasionada por lo suyo. A mí me contagian las ganas de querer esforzarme más, no ser conformista y dar el máximo, en mi caso, a través de la mejor profesión del mundo!» Anónimo

Deja un comentario

Cerrar menú